Orgasmo clitoridiano / orgasmo vaginal (implicaciones de EP)


Si el orgasmo vaginal no existiera (tal y como algunos escépticos defienden), la EP nunca hubiera sido un problema. Pero lo es. La verdad es que, mientras que el hombre sólo tiene una única “entrada” para el placer, la mujer tiene al menos dos – a vagina y el clítoris–. Las mujeres, según sus propias experiencias sexuales y también según diversos estudios científicos, pueden tener un orgasmo por la estimulación del clítoris, vagina, o una combinación de ambos. E incluso hay quienes sostienen que hay un tercer tipo de orgasmo derivado de la estimulación del cérvix, pero el porcentaje de mujeres que lo han experimentado es muy bajo.

Entonces, ¿cuáles son las diferencias principales entre estos dos tipos de orgasmos? Por un lado, el orgasmo clitoridiano es el más experimentado por la mayoría las mujeres. El clítoris es expuesto y estimulado fácil y rápidamente, y una vez se consigue el orgasmo, una sensación de fervor y electricidad invade todo el cuerpo. Sin embargo, algunas mujeres tienen un clítoris que es más sensible que otros y su estimulación puede resultar irritante proporcionando más incomodidad que placer. Por otro lado, el orgasmo vaginal se experimenta en menor medida (20%-30% de las mujeres), y va unido a la penetración en el coito. La presión y fricción en la pared frontal de la vagina, reconocido por muchos como punto G, causa un orgasmo más intenso caracterizado por una profunda y vibrante sensación. 

El orgasmo vaginal proviene de una zona erógena distinta y no es sólo una simple extensión del clítoris dentro de la vagina. La distinción de áreas en las que se produce el orgasmo vaginal y clitoridiano también está apoyada por observaciones clínicas. A través de resonancias magnéticas (RM) durante el autoerotismo, se ha observado cómo distintas zonas sensoriales del cerebro femenino se activan dependiendo de si es un orgasmo clitoridiano, vaginal o del cérvix.

 

 

Referencias
  1. Bolin A, Whelehan P. Human Sexuality: Biological, Psychological, and Cultural Perspectives. Taylor & Francis 2009.
  2. Mah K, Binik YM. J Sex Res. 2002;39(2):104-13.
  3. Flaherty JA, Davis JM, Janicak PG (Psychiatry: Diagnosis & therapy. A Lange clinical manual. Appleton & Lange (Original from Northwestern University), 1993.
  4. Jannini EA, et al. J Sex Med. 2012 Apr;9(4):956-65.

Additional information