“Me doy cuenta de que no puedo decir nada porque él se siente mal” (Revicki V, 2008)

La respuesta de la mujer a la Eyaculación Precoz de su pareja cambia a lo largo del tiempo: inicialmente, una mujer puede evitar plantear el problema por miedo de herir los sentimientos del hombre o incrementar sus sentimientos de frustración. Esto puede llevar a una “Connivencia del silencio”, donde ninguno quiere hablar sobre el problema. Después, ella puede plantear el tema, pero se encuentra que el hombre niega que haya un problema o es reacio a hablar sobre el tema de la Eyaculación Precoz, lo cual puede ocasionar sentimientos de frustración, rabia y/o desprecio contra el hombre. Si no se trata, la situación puede llevar a un aumento de la irritabilidad, dificultades en la relación y a una aguda fractura emocional. El hombre se queja, mientras que la mujer se muestra indiferente.

Sólo un médico puede identificar y diagnosticar con precisión un posible caso de Eyaculación Precoz. Y recetar el tratamiento adecuado en caso de ser necesario. Incluso únicamente hablando sobre su disfunción sexual puede, algunas veces, ser un problema. Sólo el 9% de los hombres que sufren Eyaculación Precoz buscan realmente consejo profesional de un médico.

Una mujer que comparte la carga de la Eyaculación Precoz, puede contribuir a la solución. El papel de la mujer, de hecho, es esencial y puede facilitar la aceptación del problema por parte de la pareja y juntos buscar la mejor solución. Normalmente es gracias a la mujer que los hombres vayan a ver a un médico. Es la única manera de poder diagnosticar correctamente el problema, encontrar la causa y, si fuera necesario, ofrecer la mejor terapia para tratarlo. Es esencial que cualquier hombre que padezca Eyaculación Precoz se esfuerce por “romper el hielo”, entendiendo que su médico le entenderá y le aconsejará.

Hay algunas herramientas que pueden ayudar tanto a los hombres que sufren Eyaculación Precoz como a sus parejas a conseguir una evaluación más objetiva: por ejemplo el test PEDT (por favor, tenga en cuenta que el PEDT no substituye a una diagnosis médica), que podría ser útil como punto de partida de la charla con el doctor. Conoce más y prueba el test PEDT.

Mientras algunos hombres desean ocultar su situación, los estudios han demostrado que las parejas que se comunican abiertamente y con sinceridad sobre la disfunción sexual masculina tienen más oportunidades de afrontar el tema de una manera efectiva. Los hombres que involucran a sus parejas, a menudo descubren que también están interesadas en su relación sexual y que quieren brindarles su apoyo. Esto facilita a las parejas hacer algo por superar el problema juntos.

La mujer puede hablar delicadamente con su pareja, ayudándole a darse cuenta del problema. Ella juega un papel fundamental en el apoyo a su pareja, que necesita darse cuenta que el problema puede ser resuelto yendo juntos a visitar a un médico.

Algunos consejos: es importante hacer entender a su pareja que hacer el amor es más que aumentar el tiempo de la relación sexual. Este tiempo es necesario, ¡pero no es condición suficiente para disfrutar de una satisfactoria  experiencia sexual! Aprender a expandir su “mapa del amor” y compartir este crecimiento en términos de habilidades eróticas puede ayudar a la pareja a ir de lo minimalista “tiempo correspondiente a la perspectiva del rendimiento” hacia un variado, rico y gratificante repertorio sexual. Esto es porque un perfecto enfoque terapéutico sobre la Eyaculación Precoz implica cambios en el estilo de vida y consejos psicosexuales a la pareja (¡la parte femenina de la pareja puede necesitar también ayuda para determinados problemas o preocupaciones! con la medicación apropiada, cuando fuera indicado.

 

Additional information